La diabetes es un grupo de enfermedades caracterizadas por un alto nivel de glucosa (azúcar) en la sangre, resultado de defectos en la capacidad del cuerpo para producir o usar la insulina.

Jenny Disla, endocrinóloga de CEDIMAT, informa que según la Hoja Informativa Nacional de los Estados Unidos, publicada en el 2017, cada año se diagnostican 1.5 millones casos nuevos de estadounidenses con diabetes.

Explica que existen varias formas de diagnosticar la diabetes, como la glucosa plasmática en ayunas, la prueba de tolerancia a la glucosa oral, la hemoglobina glucosilada o HbA1c y una prueba al azar de glucosa plasmática.
A veces es necesario repetir la prueba una segunda vez para hacer el diagnóstico certero.

Especifica que a menudo no se diagnóstica porque muchos de sus síntomas parecen inofensivos. Cita entre los más frecuentes, constante necesidad de orinar, sed inusual, hambre extrema, pérdida de peso y visión borrosa.